Compromiso por la Diversidad

compromis-240Por Rodrigo Prieto
Doctor en Psicología Social
Barcelona, marzo 2011
Foto: Creative Commons

Un rápido vistazo por las calles de cualquier gran ciudad del mundo lo confirma: la diversidad es un hecho innegable y constituyente de la humanidad: altas y bajas, mayores y niños, mujeres y hombres, budistas y musulmanes, carpinteros y profesores, ojos rasgados y pieles de colores, clásicas y alternativas, formales y deportivas… son sólo algunas de las cientos de diferencias que nos caracterizan y nos convierten en personas especiales, únicas. Por tanto, es un hecho: no podemos ser sino diversos; sin embargo, sólo en las últimas décadas hemos comenzado a asumirlo y a hacernos cargo de lo que eso significa.

La Fundación para la Diversidad (http://www.fundaciondiversidad.org/) es una de las entidades que han asumido este reto en España, a través de la promoción del «Charter de la Diversidad», una carta de compromiso que pueden firmar voluntariamente las empresas o entidades que deseen manifestar públicamente su deseo de trabajar por la igualdad, la inclusión y la no discriminación de las personas bajo ningún criterio.

Desde su creación en marzo del 2009, la Fundación para la Diversidad ha conseguido reunir a más de 400 entidades para promover el valor de la diversidad y aplicar este criterio tanto en su propia organización, como en sus actividades.

Según los datos de la UE, en España, al igual que en los países del sur de Europa, sólo 1 de cada 100 empresas tiene percepción sobre el impacto de la diversidad mientras que en los países del norte de Europa un 63 % de las organizaciones consideran su inclusión positiva. La Fundación para la Diversidad intenta promover la integración de todas las personas independientemente de su nacionalidad, etnia, género, orientación sexual, religión, costumbres, edad y discapacidad. Las políticas de inclusión de la diversidad en la organización, tienden a reducir conflictos, generar creatividad e innovación y mejorar los resultados corporativos. La gestión de la inclusión de la diversidad propicia un clima de satisfacción para las personas empleadas en la organización y se traduce en resultados económicos positivos para la empresa.

El 18 de marzo pasado, el Ámbito de Investigación y Difusión Maria Corral se sumó a esta iniciativa, firmando el «Charter de la Diversidad» en un acto realizado en la sede de la Fundación PIMEC, al que asistieron además, medio centenar de representantes de diferentes empresas y entidades sociales.

Para nuestra entidad, la firma del «charter» constituye un paso más en nuestro compromiso por la promoción de la diversidad, en el que venimos trabajando desde hace varios años y por el cual el año 2009 creamos el «Instituto Diversitas» (www.institutdiversitas.org), como herramienta de sensibilización, investigación y aplicación del valor de la diversidad, entendido como una de las principales riquezas de la humanidad.

Bajo este marco, en los últimos años hemos realizado múltiples proyectos. Uno de ellos es la colaboración con la exposición itinerante «Viaje a Tatinutropo» (oportunitat), creada e impulsada por el Consell Comarcal del Vallès Occidental con el propósito de contribuir a desmontar prejuicios y estereotipos sobre las personas inmigradas. Concretamente elaboramos un catálogo de actividades para dinamizar la exposición. Una serie de talleres destinados a diferentes públicos, en los que –a través de metodologías creativas– ofrecemos un espacio de reflexión y diálogo sobre lo que significa convivir en sociedades multiculturales como la de Cataluña: los retos que eso supone y los beneficios que genera. En los dos años que llevamos trabajando en este proyecto, hemos realizado decenas de talleres para estudiantes de educación primaria y secundaria, para gente mayor, para asociaciones de mujeres y para la ciudadanía en general. Entre ellos, hemos tenido la oportunidad de compartir con personas de México, China, Italia, Senegal, Argentina, Alemania, Marruecos, Ecuador, Francia, Pakistán, Rumania, Perú, India y Camerún, además, por supuesto, de muchas personas nacidas en Cataluña o en el resto de España.

En los 30 años de vida de nuestra entidad, hemos trabajado también en otros ejes de diversidad, como son el de género, el funcional (discapacidad), el intergeneracional y el interreligioso. En cada uno de ellos hemos aportado y seguimos aportando reflexión desde una perspectiva interdisciplinaria y algunas acciones de sensibilización ciudadana.

En suma, la firma del «Charter de la Diversidad» por parte del Ámbito María Corral confirma un trabajo de largo recorrido en el que hemos invertido gran parte de nuestro tiempo y nuestros recursos. Un compromiso con un valor en el que creemos y por el que estamos trabajando activamente.

Imprimir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.